miércoles, 16 de febrero de 2011

Desfiguración del curso de educación cívica en el Callao. Militarización de la formación ciudadana en la educación peruana.

¿Nueva pedagogía en el Callao?

Por: Leon Trahtemberg (Especialista en Educación)

Los primeros actos de un gobierno marcan la matriz de pensamiento del gobernante, que se extenderá a lo largo de su gestión. Por eso resulta preocupante la Ordenanza Regional 00004 del gobierno regional del Callao del 25 de enero del 2011, que dispone la obligatoriedad de desarrollar el curso de Educación Cívica en los colegios del Callao basado en llamativos considerandos y estrategias.

La ordenanza dice que considerando el propósito de la EBR de desarrollar la identidad personal, social y cultural en el marco de una sociedad democrática, intercultural y ética en el Perú, y considerando "que en la región Callao nuestros jóvenes estudiantes se vienen apartando de lo señalado en el párrafo anterior, manifestándose en la proliferación de la delincuencia, pandillaje, drogadicción y una casi total falta de identificación con su entorno social", se dispone la obligatoriedad del curso de Educación Cívica en las IEP del Callao en 4° y 5° de Secundaria, a razón de 2 horas semanales, preferentemente a cargo de los docentes de Ciencias Sociales y Educación Física. En la 3era disposición complementaria, establece la participación directa del personal de la Marina en calidad de monitores.

¿Qué tienen que hacer los profesores de Educación Física y los oficiales de la Marina sin formación docente en ese programa, habida cuenta además de que el currículo oficial ya contempla el área de Formación Ciudadana y Cívica con los mismos contenidos a razón de 2 horas semanales del 1° al 5° de Secundaria en todos los colegios públicos y privados del Perú a cargo de los profesores especializados de Ciencias Sociales? Evidentemente, se quiere introducir al quehacer escolar la actividad física propia de los marinos y, a través de ello, una concepción militarizada de la educación cívico-patriótica y ciudadana, con acciones disciplinarias al estilo de la instrucción pre-militar de antaño.

Valdría la pena que el presidente regional averigüe bien qué investigación educativa en el mundo avala la idea de que la drogadicción, pandillaje y delincuencia se previenen o remedian con 2 horas semanales de actividades físicas orientadas por oficiales de la Marina. No vaya a ser que logre exactamente lo contrario.

Fuente: Diario Correo (Perú). 28 de Enero del 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada